Isla de San Michele

La isla de San Michele es uno de los lugares más especiales de Venecia. En Venecia todo es diferente, también los cementerios. Con la llegada de Napoleón, se decide concentrar los cementerios de la ciudad en una sola isla: la isla de San Michele. Un rincón bonito y tranquilo lleno de paz donde reina la iglesia de San Michele.

La Isla de San Michele es una isla de Venecia dedicada a ser el cementerio de la ciudad. Durante siglos, los venecianos enterraban a sus seres queridos en los cementerios de las iglesias. Llegados a cierto punto, se decidió que por salud y espacio era mejor dedicar una sola de las islas de Venecia a esta función. Aquella sería la Isla de San Michele, donde ya se encontraba la preciosa iglesia de San Michele.

Napoleón y el vivir sobre el mar

La decisión de crear una isla-cementerio surge con la ocupación napoleónica de Venecia. Los franceses deciden dar el paso para mejorar la higiene de la ciudad y pensando en el futuro. Pues el espacio en Venecia es limitado y llegaría un momento en la historia de Venecia en el que tomar una decisión.

La Isla de San Michele era y es un lugar tranquilo, verde, un oasis lleno de paz en Venecia. El lugar perfecto para ello. Además, la bonita iglesia de San Michele sería la guardiana del cementerio.

Visitar la Isla de San Michele

La Isla de San Michele está muy bien dividida y organizada. Es un lugar no demasiado grande. La isla la rodean preciosas murallas de tonos marrones y blancos que se vislumbran ya desde el vaporetto antes de llegar.

En la isla, los lugares verdes son los que predominan, con un gran parque central en el que se van encontrando entradas a las diferentes zonas del cementerio. En una esquina de la isla, asomándose a la laguna, está la iglesia de San Michele. Además del cementerio y pasear por la isla, merece mucho la pena visitar esta pequeña iglesia del siglo XV. Considerada una de las primeras iglesias renacentistas de Venecia.

Una iglesia que es además un auténtico ‘’señor de la mar’’. Pues antes de que se crease el cementerio de San Michele, la iglesia llevaba ya más de 300 años en un pequeño rincón de tierra en las aguas venecianas.

Cómo llegar

Llegar a esta peculiar isla de Venecia es muy sencillo y rápido. Desde la terminal de vaporettos Fondamente Nove, existen conexiones que os llevarán a la isla en apenas 5 minutos.

La entrada a la isla y al cementerio son gratuitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.