Iglesia de San Sebastián

La iglesia de San Sebastián es una de las mayores y más gratas sorpresas de Venecia. Situada en el barrio de Dorsoduro, escondida entre canales pasa casi desapercibida. Su exterior es austero, sin grandes materiales o decorados. Sin embargo, su interior esconde una de las mayores bellezas de la ciudad de los canales.

Iglesia de San Sebastián

La iglesia de San Sebastián es una de las mayores y más gratas sorpresas de Venecia. Situada en el barrio de Dorsoduro, escondida entre canales pasa casi desapercibida. Su exterior es austero, sin grandes materiales o decorados. Sin embargo, su interior esconde una de las mayores bellezas de la ciudad de los canales.

La iglesia de San Sebastián en Venecia es un pequeño tesoro guardado en el barrio de Dorsoduro. De estilo renacentista, esta peculiar iglesia parece ser tres en una al mismo tiempo. Un ordinario puente entre callejuelas nos conduce hasta su fachada, austera pero con detalles cuidados. Su campanario y ábside, en tonalidades marrones parecen pertenecer a otra construcción sin embargo encajan en armonía. Y, por último, el interior guarda la mejor sorpresa: una colección de frescos de Veronese.

Iglesia de San Sebastián de Venecia: la iglesia de Veronese

Veronese fue uno de los grandes personajes del renacimiento italiano. Y la iglesia de San Sebastián en Venecia está repleta de su arte. El propio artista tiene su tumba en el interior. En su testamento, Veronese expresaba su deseo de descansar aquí, pues él creía que era el lugar donde había dejado sus mejores obras.

Dentro de la iglesia, paredes, techo, capillas… incluso el órgano están decorados por Veronese. Las pinturas son de una calidad extraordinaria y otorgan al interior de la iglesia de San Sebastián una belleza jamás imaginada si se observa su exterior. De hecho, muchos visitantes pasan de largo al no conocer lo que les espera dentro perdiéndose un tesoro de Venecia.

Las obras de Veronese presentes en la iglesia representan en su mayoría la vida, obra y martirio de San Sebastián. La exquisita calidad de las pinturas de Veronese encajan a la perfección con la cuidadosa decoración del interior de la iglesia donde el dorado y el blanco se presentan en un juego continuo de armoniosas combinaciones.

En el exterior sucede lo mismo con el blanco y el marrón rojizo. La fachada, blanca y coronada por tres grandes estatuas, podría ser una obra en sí misma. En cuanto nos volvemos para ojear los laterales o el campanario, enseguida cambia el color principal de forma radical. Sin embargo, el color de la fachada acompaña con precisión algunos detalles en estas zonas dándole una estética bonita y particular.

Precios, horarios y visitas guiadas

El horario de visita de la iglesia de San Sebastián es de lunes a sábado de 10:30 a 17:00.

El precio de la entrada es de 3€.

Podéis descubrir este magnífico lugar con un guía local para revivir todo el arte de Veronese y este tesoro de Venecia. Escribidnos para hacer un tour por la iglesia de San Sebastián de la manos de una agencia experta.