Plaza de San Marcos

La Plaza de San Marcos es el escenario de Venecia por excelencia. El lugar que roba la mayor parte de las fotos y de las portadas de guías de viajes. La primera gran parada de todo viaje a Venecia y su mayor símbolo. Es la única plaza de Venecia y en ella se concentran gran parte de sus principales monumentos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on whatsapp
plaza de san marcos

Plaza de San Marcos

La Plaza de San Marcos es el escenario de Venecia por excelencia. El lugar que roba la mayor parte de las fotos y de las portadas de guías de viajes. La primera gran parada de todo viaje a Venecia y su mayor símbolo. Es la única plaza de Venecia y en ella se concentran gran parte de sus principales monumentos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on whatsapp

La Plaza de San Marcos es la única plaza de Venecia… ¡pero qué plaza! Está considerada una de las más bonitas del mundo y en ella se encuentran los monumentos más importantes de toda Venecia. La impresionante Basílica de San Marcos y el monumental Palacio Ducal de Venecia son solo algunos. En la la plaza también se sitúan los cafés históricos de la ciudad. Si la ciudad de los canales es una de las más bonitas del mundo, la Plaza de San Marcos es su escenario principal. ¡Y con vistas a la Laguna de Venecia!

Plaza San Marcos Venecia

La Plaza de San Marcos es sin duda el kilómetro 0 de cualquier viaje a Venecia. Es el primer lugar que visitar, pues en ella tenemos lo mejor de Venecia. La plaza es enorme, con más de 170 metros de largo. Y, pese a esto, lo habitual es encontrarla llena de gente ya que suele ser el lugar preferido por todos. ¡Y no es para menos! Aunque, si vamos a primera hora de la mañana o última de la tarde notaremos un gran cambio y podremos disfrutarla mejor. Algo muy curioso es que es la única plaza de Venecia denominada como tal. Hay otras ‘’plazas’’ pero de pequeño tamaño que son categorizadas como ‘piazzale’.

Algo a tener en cuenta son las prohibiciones en la Plaza de San Marcos. No está permitido comer en la plaza (muchos turistas compraban comida para llevar para consumirla en la plaza) ni dar de comer a las palomas.

Basílica de San Marcos

La Basílica de San Marcos es una de las estrellas de la plaza. También llamada Catedral de Venecia, es una de las más bellas del mundo. Su peculiar estilo bizantino hace que sea más llamativa y con una estética diferente a lo que acostumbra en Italia. Su interior, con preciosos mosaicos dorados, es imperdible.

Palacio Ducal

El otro gran monumento que conforma la Plaza de San Marcos es el Palacio Ducal de Venecia. En la gloriosa República de Venecia, sus líderes, los Dux, vivían en este lujoso palacio. Además, era la sede del gobierno y de la mayoría de funciones administrativas incluida la justicia. Si la basílica es enorme, el palacio lo es todavía más. Durante muchos siglos fue ampliado y embellecido. En la decoración de sus grandiosos salones, como el Salón del Gran Consejo, trabajaron artistas tan importantes como Tintoretto.

Campanile de San Marcos

En Campanile es el campanario de la Basílica de San Marcos. También situado en la plaza pero separado de la basílica, algo común en bastantes iglesias de Italia. El Campanile de San Marcos es la construcción más alta de Venecia con 98 metros de altura. Se puede subir hasta lo alto y disfrutar de una vista inigualable de la ciudad.

plaza de san marcos

Museo Correr

El Museo Correr es uno de los museos de Venecia más destacados. Desde su situación privilegiada en la Plaza de San Marcos, su colección muestra a través de sus obras la grandiosa historia de Venecia con esculturas, pinturas y restos interesantísimos sobre la cultura marítima de la ciudad.

La Torre del Reloj en la Plaza de San Marcos

La Torre del Reloj es otro de los fascinantes elementos que decoran la hermosa plaza. Como su nombre indica, una majestuosa torre se alza en la plaza con un reloj realmente hermoso. Decorado con tonos azules y dorados. En la cima, una gran campana es golpeada cada hora por dos grandes figuras de bronce. Un espectáculo que no pasa desapercibido. Otro motivo más (¡como si faltasen!) para visitar la Plaza de San Marcos en Venecia.