Venecia en 2 días

Muchos de los viajes a Venecia son de 48 horas. Si este es tu caso y no sabes qué ver en Venecia en 2 días, nosotros te ayudamos con esta propuesta. El plan perfecto para conocer la ciudad de los canales en 2 días. Sin prisas pero visitando sus mayores atractivos y disfrutando al máximo de sus bellezas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on whatsapp
venecia en 2 días

Venecia en 2 días

Muchos de los viajes a Venecia son de 48 horas. Si este es tu caso y no sabes qué ver en Venecia en 2 días, nosotros te ayudamos con esta propuesta. El plan perfecto para conocer la ciudad de los canales en 2 días. Sin prisas pero visitando sus mayores atractivos y disfrutando al máximo de sus bellezas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on whatsapp

Venecia en dos días

¿Es posible ver Venecia en 2 días? ¡Por supuesto! Dos días en la ciudad de los canales dan para mucho. Si nos organizamos bien, podremos ver sus principales atractivos e incluso hacer una excursión a alguna de sus islas más bonitas. En un viaje es importante organizarse, pero también dejando espacio a la improvisación. Sobre todo en una ciudad como Venecia donde es tan especial perderse callejeando. Si estáis pensando en qué ver en Venecia en 2 días y cómo poder organizaros… habéis llegado al lugar correcto. Os proponemos una manera ideal de pasar 48 horas en Venecia. ¡Vamos allá!

Que hacer en Venecia en 2 días

Día 1 - Por la mañana

Comenzamos el primer día en Venecia en su plaza principal. El punto más hermoso posible para empezar esta aventura entre canales: la Plaza de San Marcos. Aquí tenemos una infinidad de monumentos para admirar: la Torre del Reloj, el Campanile de San Marcos, los cafés históricos, el Museo Correr… Después de un paseo por la plaza y, seguro que abrumados por el precioso lugar, toca visitar la catedral, la basílica de San Marcos. La basílica corona la plaza con sus 5 cúpulas y su llamativo estilo bizantino. Su interior es increíble, lleno de mosaicos y tesoros (en algunos casos literalmente) por todas partes. Una decoración riquísima donde el dorado resalta sobre el resto de colores.

Una mañana inmejorable que pasará muy rápido. Para comer, nos dirigiremos al barrio de San Polo, para disfrutar de la gastronomía de venecia en un restaurante local.

Día 1 - Por la tarde

Listos para retomar las calles… y los canales, visitaremos en el mismo barrio la Scuola Grande di San Rocco y la basílica de Santa Maria Gloriosa dei Frari. Casi pegados el uno al otro, son dos de los monumentos más impresionantes de la ciudad.

Por último, acabaremos el día conociendo el legendario Gran Canal de Venecia. Dando un paseo por sus orillas o en góndola, apreciando las maravillas a sus dos lados. Como último lugar, tenemos que visitar el Puente Rialto, el más importante de los 4 que cruzan el Gran Canal. Una auténtica obra maestra y el lugar perfecto para despedirnos de Venecia… hasta el segundo día.

Día 2 - Por la mañana

El segundo día lo comenzamos de nuevo en la idílica Plaza de San Marcos. Porque nos ha quedado su otra estrella: el Palacio Ducal. La visita al palacio nos ocupará con casi toda seguridad la entera mañana. Pero merece la pena. El Palacio Ducal es el edificio más grande de toda Venecia. Sí, sí, incluso más que la Basílica de San Marcos que nos dejó sin palabras el primer día. El palacio era la residencia del Dux, el máximo mandatario de la antigua República de Venecia. Además de sede del gobierno, de la justicia, de la administración… En resumidas cuentas, el edificio entorno al que giraba el porvenir de aquella poderosísima Venecia. Su decoración, sus salas, patios y escaleras son obras de arte realizadas por los mejores artistas de cada época. Un mundo en el que entrar a perderse.

Al salir de la visita al palacio, no podemos olvidarnos de asomarnos para ver el romántico Puente de los Suspiros. Y, si nos queda un poco de tiempo, antes de ir a comer podemos visitar la Biblioteca Marciana, también en la plaza.

Día 2 - Por la tarde

Excursión a las islas de Venecia

Por la tarde nos adentraremos en la bella laguna de Venecia para conocer algunas de sus bonitas islas. Lo haremos en una excursión a Burano y Torcello. Burano es una isla conocida por su gran colorido. Una isla pequeña y acogedora donde sus casas de colores son el gran atractivo. Entre canales y pequeñas calles dan un encanto difícil de alcanzar. Además, cuenta con monumentos importantes y una fuerte tradición donde destaca la deliciosa gastronomía y el famoso ‘merletto de Burano’.

Torcello es una isla diferente, más histórica que Burano. De hecho, en su día fue el asentamiento más grande de toda Venecia y uno de los primeros puntos donde los venecianos comenzaron a poblar la laguna. Su catedral es realmente espectacular. El ejemplo perfecto de cómo deberían verse los primeros grandes monumentos de Venecia, en un paisaje más natural y primitivo.

Acabar nuestro viaje conociendo Torcello es un complemento perfecto. Pues además de conocer un lugar hermoso, nos ayudará a comprender mejor Venecia y la historia de esta ciudad que ya nos habrá enamorado… y de la que seguro no querremos marcharnos. Arrivederci, Venezia!